Aquello que estás buscando

 

¿Te  has dado cuenta de que siempre estás buscando algo? ¿Eres consciente de que en cada momento necesitas algo para sentirte bien?

Eso ocurre porque no has comenzado a escuchar dentro de ti, la plenitud es un estado interno del ser, mientras que la felicidad es un estado externo. Buscamos algo que nos haga sentir felices fuera de nosotros porque creemos que no lo tenemos. En tu interior existe una dulce música que está ahí para que la escuches. La plenitud es esa mirada hacia el interior que necesitas para encontrar esa luz que todo lo ilumina y lo completa.

En esta nueva era de cambio que estamos viviendo nos estamos, por fin, dando cuenta de que lo que de verdad es importante no está solo en las satisfacciones que nos proporciona lo material sino en la búsqueda de encontrar el sentido de la vida, el significado de quiénes somos, nuestro verdadero propósito y en quién podemos convertirnos, cuando tomemos las riendas firmemente para tal objetivo.

Todavía existen personas que confunden la felicidad con la consecución de objetivos y llegan a olvidarse de sí mismos mientras están empeñados en conseguirlos; otras, confunden la búsqueda de la felicidad con la ausencia de dolor o buscan la felicidad evitando la soledad a través del encuentro con otras personas, con el hecho de tener pareja, haciendo viajes, yendo a cenas, pero en el fondo saben que una vez se acaban estos momentos efímeros de bienestar y diversión, lo que les queda es un sentimiento de insatisfacción, vacío y tristeza, la rutina diaria vuelve a llamar a la puerta.

Si te concentras podrás acceder a la plenitud, solo has de parar por unos instantes y comenzar a percibir lo grandioso que reside en ti.

La canción más preciosa que existe, la música que te liberará y que te hará soñar está a pocos pasos, puedes acceder a ella si sigues estas claves:

  • Ábrete a amar y déjate amar. Facilita que el cariño y el amor hacia otros salga de ti, sin pensarlo, acepta también que otros te amen sin exigencias.
  • Cree en ti mismo y aprende a amar a la gente. Nadie puede creer más en ti que tú mismo, eso amor incondicional hay que regarlo día a día para poder repartirlo por donde vayas y tocar con tu luz a los demás.
  • Ve poco a poco perdiendo el miedo a lo desconocido. El miedo bloquea la puerta de acceso hacia campos ilimitados de experiencias. El miedo no sirve de nada, te priva, te paraliza, te frena. ¡El miedo solo existe si le das cabida en tu interior, de lo contrario desaparecerá de tu vida!
  • Tómate muy en serio el emprender el camino hacia la sabiduría interior, hacia la fuente. Si no adoptas con firmeza la decisión de querer descubrir la plenitud, si te dejas llevar por otras cosas externas, no conseguiras hacerlo. Pero si, por el contrario, tienes la convicción absoluta de que lo estás haciendo, todas las vías de conocimiento irán llegando paulatinamente a ti.
  • Sueña o desea emprender el camino con firmeza y decisión. Pero, si no tienes el sueño de encontrar algo más, si ese deseo no fluye en ti, no te preocupes, eso significa que todavía no es tu momento, pero el primer paso es confiar plenamente en que te llegará. 
  • Vé abandonando un medio de vida de caos antes de que una enfermedad o accidente lo haga por ti. Haz lo que sientas sin conocer el motivo. Sí, la vida está para que realicemos todo aquello que sintamos de verdad, no lo que los demás nos dicen que hagamos. Si nos mantenemos en ese lado nuestro cuerpo o alguna circunstancia nos dará el aviso para que lo cambiemos.No hay que esperar, AHORA es tu momento de lanzarte hacia donde deseas ir.
  • Suelta toda creencia recibida, leída o impartida por maestros, padres, etc… La mente en blanco facilita el camino hacia esa escucha. Si te alejas de todo aquello que te han dicho que es de una determinada forma y liberas tu mente de tanto ruido, podrás escucharte de una vez por todas.
  • No vuelvas a criticar ni hagas daño a los demás. El amor incondicional comienza por dejar hacer a otros, dejar que sean protagonistas de sus propias experiencias sin criticarles. Hazles el bien, hacer daño a otros solo va en perjuicio de ti mismo y de tu acceso hacia esa melodía de plenitud que deseas escuchar.
  • Une tu corazón a todos. Si comienzas a sentir el lazo de unión hacia todas las personas y seres, abrirás la puerta hacia la «no soledad», estés donde estés, hagas lo que hagas, imagina y conecta tu corazón y podrás percibir el primer paso hacia la plenitud.

«El amor es la meta más elevada y esencial a la que puede aspirar el ser humano….la plenitud de la vida humana está en el amor y se realiza a través de él.-Viktor Frankl

 

2 Responses

  1. Me ha encantado éste artículo! “Amor” es el mensaje perfecto para cualquier momento y época para uno mismo y para los demás. “Amor” es lo que siento y es lo que persibo de Coach Quantum. Muchas gracias por TODO.

    1. Solo alguien que es amor como tú puede percibir y sentir amor de esa forma tan especial. Gracias a ti por apostar por tu crecimiento interior y por compartir tu AMOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

¿Deseas liberarte del Ruido Mental? Apúntate y recibe gratis el E-Book: 

“5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental”

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir
+1