¿Quieres mejorar tus relaciones?

Las relaciones, de todo tipo, son muy importantes parar todos los seres humanos.

Si deseas mantener relaciones armoniosas has de ser consciente de unos datos básicos que te ayudarán a verte a ti mismo y a otras personas desde otro punto de vista.

¿Sabías que los seres humanos evaluamos algo tan infinito como es el Universo con nuestra mente? ¿Te preguntas cómo?

Con un programa que hay en ella llamado percepción. La percepción la obtenemos a través de nuestros sentidos: olfato, vista, gusto, tacto, oído. Con estos sentidos, que son limitados evaluamos y medimos algo tan ilimitado e infinito como es el Universo. Por tanto, la percepción de cada ser humano es CIERTA pero no es VERDADERA, ya que nuestros sentidos crean la ilusión de una realidad continua al evaluar una realidad discontinua.

¿Te gustaría tener un par de ejemplos?

Con tus sentidos ves un chorro de agua continuo porque no puedes percibir las moléculas que hay en él. Lo mismo ocurre con un rayo de luz, que encierra en sí millones de fotones pasando por él y tú no puedes ver ni uno solo.

Este proceso de percepción da lugar en nosotros a las sensaciones interiores bipolares (dolor-placer).

Y, ¿sabes cómo se generan las emociones?

Pues, como resultado de esa evaluación parcial que hacemos de la realidad se genera energía en movimiento (e-moción) (en inglés, e-motion). Una e-moción positiva evalúa el placer y una e-moción negativa evalúa el dolor.

La percepción es la interpretación de un Observador, es decir, la tuya, la de tu madre, la de tu vecino, la de cada uno de nosotros en particular. Por tanto, lo que para unos es dolor para otros es placer. Ejemplo: practicar un deporte extremo.

La percepción produce pensamientos en nuestra mente y cuando ese pensamiento se instala en nuestra conciencia como conocimiento se convierte en creencia. Las personas se convierten en las creencias de sus experiencias.

El programa de Autoprotección de la percepción se llama Instinto. Este está diseñado para percibir lo positivo y lo negativo por separado. Su función es proteger al cuerpo físico y permitir la existencia en esta realidad.

Y, ¿cómo filtramos la realidad los seres humanos? Por medio de NUESTROS VALORES, es decir, lo que es importante para cada persona. NO EXISTEN DOS PERSONAS CON LOS VALORES IGUALES EN TODO EL PLANETA.

Tu cerebro/mente estaría completamente abrumado con la infinidad de la divinidad, del Universo, sino fuera porque existe este filtro de la realidad. Los valores son el vehículo que nos conduce por la “senda vital” para experimentar la vida exactamente de la forma en la que vivimos.

NO EXISTEN VALORES BUENOS O MALOS, son simplemente valores y surgen de la percepción del placer y del dolor. Determinan nuestra moral privada y nuestra ética pública.

Los valores hacen que etiquetemos los rasgos humanos como NEGATIVOS o POSITIVOS.

LOS RASGOS HUMANOS etiquetan la conducta humana a través de los valores de cada ser humano:

 -Cuando alguien ve cuestionado sus valores a través de una conducta de otra persona la califica como negativa.

-Cuando alguien ve apoyado sus valores a través de una conducta de otra persona, la califica como positiva.

TODOS LOS SERES HUMANOS POSEEMOS TODOS LOS RASGOS y los expresamos a través de nuestros valores.

Por tanto, ¿qué te he querido enseñar con este artículo?

Si una persona no toma demasiado en serio lo que haces o lo que dices no es porque te menosprecie o porque te quiera menos, sino que seguramente valora más otro tipo de cosas y, por eso, no centra su energía o su atención en eso en particular que haces o dices.

Algunas personas pueden percibir que eres egoísta porque inviertes  tu tiempo o tu dinero en cosas que ellos no invertirían, por ejemplo, en viajar, en hacer deporte, en estudiar una determinada cosa….

Si ocurre esto no hemos de guardar rencor ni resentimiento a nadie, ya que, como hemos aprendido, se trata simplemente de una percepción particular de ellos, ya que al invertir su tiempo y su dinero en cosas completamente diferentes como puede ser: comprar ciertas tecnologías, cenar fuera de casa, etc. no valoran las tuyas y las califican con expresiones como: «se pasa todo el día haciendo deporte, está todo el tiempo estudiando, no vive la vida, no sale a la calle, qué egoísta es…»

Mientras que tú, por tener otros valores diferentes, puedes calificar a una persona que compra a menudo tecnologías y/o cena de vez en cuando fuera de casa, como «gastona, que siempre está en la calle…»

Cuando llegamos a entender la trilogía: seres humanos-percepciones-valores, comenzamos a aceptar a los demás, tal y como son, a respetarnos a nosotros mismos y a vivir en equilibrio, sin creernos mejores ni peores que otros. A consecuencia de ello, nuestras relaciones mejoran en todos los sentidos y comenzamos a sentirnos libres de juicios y cargas emocionales.

 “Lo que parece no siempre es lo que es, y lo que es no siempre es lo que parece; la percepción crea nuestra propia realidad”. Rob McBride.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir