¿Sientes cosas que no piensas y piensas cosas que no sientes?

 

El corazón del ser humano genera y procesa emociones, estas son la vivencia del presente, te permiten disfrutar del arte, de la música, de los sabores, del Amor. Esas emociones a su vez conectan con la respuesta cerebral. Por eso, si lo que piensas diariamente está basado en lo racional y lo tangible: experiencias pasadas, tener un futuro estable, seguir trabajando para ganar dinero, la adquisición de cosas materiales, etc. y no das cabida a la sensibilidad, la intuición (propias del corazón), a vivir el presente como dicta la frecuencia vibracional de nuestro planeta y de todo el Universo, tu cerebro no trabajará y gestionará tus emociones y, a consecuencia, se producirá un desequilibrio entre tu mente y tu corazón.

No te ha ocurrido muchas veces que: ¿sientes cosas que no piensas y piensas cosas que no sientes?

Por ejemplo:

  • «Esa persona me gusta pero tiene una clase social más elevada que yo y no se va a fijar ni siquiera en mí, no quiero sufrir como he sufrido ya en otras relaciones». Tu corazón siente algo especial pero tu mente (debido a los patrones adquiridos de pensamiento y/o a tus miedos) te impide darle rienda suelta a tus sentimientos.
  •  «Me encanta la música y hay un concierto en dos semanas que me encantaría ver, pero cuesta 70 euros y no puedo gastar ese dinero ya que si me quedara sin trabajo me arrepentiría de habérmelo gastado». Adelantas algo en tu vida que no ha ocurrido pero que, automáticamente, te genera miedo y culpa.

Y te preguntarás: ¿qué ocurre en nuestro cuerpo cuando existe este desequilibrio?

Si tus patrones mentales no hablan del presente, sino de un pasado que te hizo daño y/o te hace construir temores por el futuro, no te dejarán vivir ni fluir con el ahora, como lo hacen las vibraciones que recibimos de la Tierra y de todo el Universo, y, entonces, generarás una resistencia que provocará en ti enfermedades.

Cuando tenemos estrés nuestro corazón emite una señal al cerebro que hace que este la procese y provoque que nuestras glándulas generen cortisol—la hormona que nos ayuda a enfrentarnos a una situación de peligro—. Cuando nuestros antepasados eran perseguidos por un depredador, el cortisol liberaba glucosa y era enviada en cantidades masivas a los músculos para luchar o salir corriendo rápidamente de allí. Pero, hoy en día, asociamos a ese depredador con nuestro jefe, nuestros padres, nuestra pareja, el peligro a una bronca, a un posible despido, a hacer algo que no queremos….y automáticamente, todos nuestros músculos se preparan para huir o luchar, pero nos quedamos quietos. ¿Qué nos ocurre entonces? Los hombros se agarrotan, tenemos dolores de cabeza, problemas digestivos, palpitaciones, hipertensión, etc.

Si te importa tu vida, si deseas sentir la felicidad que hay en ti, tus patrones mentales deben ir cambiando para adaptarse a la nueva frecuencia de vibración que estamos experimentando en el Universo. Esta vibración es más elevada, está basada en el Amor, en el Ahora, en el Presente, a aferrarse a lo que uno siente y no a lo que uno piensa; a dejar a un lado el miedo, la incertidumbre, el temor a la pédida, al apego…

¿Cómo puedes ir adquiriendo el hábito para ello?

  1. Realiza actividades que te gusten, que te inspiren, que te relajen o que te inyecten buena energía.
  2. Lleva a cabo algún programa de crecimiento interior, de coaching.
  3. Sé consciente diariamente de lo que piensas y empieza a realizar pequeños cambios en tus hábitos mentales.
  4. Haz algo que nunca hubieras hecho, ¡rompe con la rutina!
  5. Lee libros que te ayuden a profundizar sobre el funcionamiento del cerebro, las emociones, nuestra mente. Esta semana te recomiendo que leas el libro de Daniel Goleman: INTELIGENCIA EMOCIONAL. Si te interesa, haz click en el enlace.

«El corazón es el segundo cerebro del ser humano, capaz de crear un campo magnético que inunda el cuerpo cuando siente una emoción». Observación cuántica.

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir