Vuela libre

Estos días me ronda mucho por la cabeza la palabra libertad y he sido consciente que desde muy pequeña era uno de mis términos preferidos.

En castellano la palabra libertad proviene del latín libertas, -?tis del mismo significado. La Real Academia de la Lengua otorga como primera acepción para este vocablo: Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos.

Todo ello me hace pensar una vez más que se nos ha otorgado el regalo de ser libres, la libertad es inherente al ser humano desde que nace, es un dato fundamentado en la autoconciencia y en la responsabilidad.

Ninguno de nosotros puede remitir su propia libertad o responsabilidad a ningún otro y, por eso mismo, la libertad, en su sentido antropológico, es algo que no es posible eliminar ni contradecir.

Nadie te puede quitar la libertad de pensamiento, la libertad de decisión, la libertad de acción, todo eso forma parte de ti y en cada momento de tu vida tienes la opción de ser libre.

La palabra inglesa libertad, freedom, proviene de una raíz indoeuropea que significa amar y, curiosamente el término de la misma lengua para decir miedo, afraid, viene de la misma raíz, utilizado en contraposición a libertad mediante el prefijo a, por influencia del latín.

¿Te das cuenta que ser libre implica amar? ¿Eres consciente de que el miedo bloquea tu libertad y es capaz de no dejar que seas el amor que has venido a ser?

Todo, absolutamente todo, depende de cómo pienses, de cómo hables, de cómo elijas, de cómo decidas. Puedes orientar tu camino hacia aquello que te haga sentir que eres tú, escuchándote, aceptándote tal y como eres, tomando decisiones que te hagan sentir libre.

¿Y cómo sabrás reconocer que estás alineado con lo que tu ser libre ha venido a hacer y ser?

Simplemente cuando te sientas bien, en paz, tranquil@ y en armonía estarás siendo tú.

El miedo o la duda solo bloquearán el hecho de que puedas tomar la decisión correcta, así que si sientes muy adentro que has de cambiar o hacer algo en tu vida y esa sensación interior es buena, ¡adelante! ¡sé libre y ámate sobre todas las cosas!

Yo me di cuenta de que no era libre cuando hacía lo que me había marcado la sociedad que tenía que hacer, cuando trabajaba y dedicaba mucho tiempo de mi vida a algo que no me llenaba, cuando compartía mi tiempo con personas con las que no resonaba, cuando no escuchaba lo que mi vocecita gritaba y la respuesta a todo eso era la ansiedad, el vacío interior, padecer dolores un día sí y otro también.

Me preguntaba, ¿qué sentido tenía la vida? Y ahora sé que cuándo uno se lo pregunta es porque necesita escuchar y ser consciente de la respuesta: la vida es para ser feliz y lo que te haga sentir libre te llenará de AMOR. El AMOR es el libre albedrío, la capacidad de ELEGIR, el mayor regalo que se nos ha otorgado. Con cada elección que hagas desde tu corazón te acercarás más y más a las puertas de tu paraíso interior.

Entre el estímulo y la respuesta hay un espacio. En ese espacio esta nuestro poder de elegir nuestra respuesta. En nuestra respuesta yace nuestro crecimiento y nuestra libertad.-Viktor E. Frankl.

La libertad significa que no tienes obstruido vivir tu vida como tú eliges. Algo menor es una forma de esclavitud.-Wayne Dyer.

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

¿Deseas liberarte del Ruido Mental? Apúntate y recibe gratis el E-Book: 

“5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental”

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir
+1