Cuida tus palabras

 

Existen dos poderes que todos los seres humanos tenemos: las palabras y los pensamientos. Ambos son energías que producen una vibración, las palabras en el plano físico y los pensamientos en el plano etérico.

Las palabras dichas a otro con mala energía y mala intención producen en la persona que las lanza daños irreparables, ya que le vienen devueltas en forma de experiencia o de karma.

Cuando a una persona le gusta levantar la voz o mostrarse grosera, ha de saber que encontrará siempre a alguien que hablará más fuerte o que será más grosero que ella.

Y te preguntarás: cuando he hecho daño a alguien verbalmente ¿cómo lo reparo? No solo sirve el hecho de que la persona nos perdone, ya que esto libera al que otorga el perdón, sino que hemos de arreglar el daño concentrándonos y enviándole mucha luz y mucho amor.

Las personas que están insatisfechas con su vida y su suerte, sienten rencor hacia el mundo entero porque la vida les resulta difícil y las palabras que lanzan contra los que ellos creen que son responsables de su situación son verdaderamente destructoras: están llenas de una fuerza que quizás no se conozca, pero que llenan de daño a los demás.

Por tanto, la queja que uno pueda sentir ha de experimentarla a solas pero dejando a los demás tranquilos. Es necesario que vigilemos estas tendencias y las consideremos una debilidad, no algo por lo que sentirnos orgullosos. Si tomamos precauciones e intentamos dominar estas conductas destructivas, un día, triunfaremos y nos sentiremos plenos y felices.

Trabaja cada día para que tus palabras y pensamientos sean inteligentes, armoniosos, luminosos, con el fin de que puedas hacer maravillas, sobre ti mismo, sobre los demás y sobre toda la naturaleza que te rodea.

De esta forma comenzará a transformarse todo a tu alrededor y empezarás a transformarte también a ti mismo.

Cuando te sientas solo, abandonado, pronuncia la palabra «amor» tantas veces como puedas y así, desencadenarás la Energía Cósmica del Amor y la soledad no tendrá cabida en tu ser.

Si te sintieses como si hubieses caído en el fondo de un abismo piensa y pronuncia las palabras: «sabiduría y luz» hasta que vibren en ti por todas las células de tu cuerpo.

«Belleza», «verdad», «fuerza», «libertad» son palabras que te librarán de los tormentos, de la confusión y de las limitaciones.

He buscado algunas frases célebres que te pueden ayudar a reflexionar sobre lo que te he compartido hoy:

«La palabra debe ser vestida como una diosa y elevarse como un pájaro». Proverbio tibetano

«Luego que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador». Proverbio árabe

«Si los hombres han nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua es porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar». Madame de Sevigné

«La experiencia nos ha demostrado que a la persona no le resulta nada más difícil de dominar que su lengua.” Baruch Spinoza

«Pensamientos tontos los tenemos todos, pero el sabio se los calla». Wilhelm Busch

«El habla es plata; el silencio es oro». Proverbio alemán

Comienza a observar y cambiar tus palabras y pensamientos nocivos por otr@s beneficios@s. Sé dueño de tu vida y atrae lo mejor hacia ti ¡puedes hacerlo!

 

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir