El arte de saber decir “no”

Saber decir «no» es una experiencia enriquecedora y maravillosa, te acerca al amor incondicional que has de sentir por ti y a la magia del libre albedrío que se te ha regalado en esta vida.

Yo era una de esas personas a las que me costaba mucho trabajo decir «no». Tenía grabada la creencia de que si decía a alguien eso, ya no sería una buena persona y, por ello, muchas veces aguantaba verdaderas charlas negativas de gente que se descargaba en mí para sentirse mejor.

Ocurría también, que dejaba de hacer cosas que me interesaban por compartir momentos con quien realmente sentía, en el fondo de mi ser que no quería compartir. Hacía trabajos que no me llenaban y me olvidaba de mí misma.

Las consecuencias de ello, eran una irritación continua, malestar, tristeza, desesperación, desolación, cansancio y dolores de cabeza, en las cervicales, en el estómago, etc…

Con el tiempo aprendí a reconocer que algo no funcionaba, empecé a amarme más a mí misma y a saber interpretar correctamente el gran mensaje que se nos dejó a la humanidad: «Amarás al prójimo como a ti mismo». Cosa que no significa que estemos constantemente haciendo lo que los demás quieren y mirando por ellos, sino que si nosotros somos felices, si sentimos gozo y felicidad por el ser que somos, transmitiremos automáticamente esa dicha a los demás, irradiaremos luz y todos nuestros actos se convertirán en amor.

Tras este cambio interior y profundo, cuando digamos «no», esta palabra será entendida en forma positiva y nadie se irritará por ello, sino que será un fiel reflejo de lo que cada uno ha de hacer por sí mismo, dentro del respeto, de la libertad personal y del cariño.

Te invito a que hagas ese viaje interior, a que te conozcas, a que reconozcas cuántas veces te gustaría decir «no» y no lo haces.

Te animo a que pruebes de forma cariñosa y con respeto a utilizar esa palabra maravillosa cuando la necesites.

Muchas veces lo que nos impide pronunciar esa mágica y liberadora palabra es la necesidad de aprobación, el sentimiento de culpa, el miedo al rechazo y a las críticas.

Y, ¿cómo reconozco que he dicho «sí» a alguien y en realidad necesitaba hacer todo lo contrario?. Pues, cuando has accedido a algo y sientes en la zona del estómago un malestar. Ese malestar o pequeña irritación te está hablando, tu ser te manda una señal para avisarte de que no eres congruente contig@ mism@.

Toda esa incongruencia te lleva a que con el tiempo puedas enfermar y dejes de atraer a tu vida lo que deseas para ella.

Pregúntate y reflexiona sobre si lo que los demás te piden es algo que realmente quieres hacer.

Tómate tu tiempo antes de responder ante cualquier sugerencia.

Evalúa tus prioridades.

Sopesa la posibilidad de buscar un punto medio, establecer un acuerdo con la persona que te proponga lo que sea.

Sé honesto y amable cuando digas «no».

¡Empieza a practicarlo, desde ya! Y, sobre todo, no permitas que un ápice de culpa asome en ti.

No digas que sí cuando quieras decir «no», decir «no» es necesario. Hay que aprender a decirlo en paz, sin odios, discusiones o malos tratos.

«La innovación es decir «no» a mil cosas».-Steve Jobs

«NO, lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir `no´ cuando es `no´».-Gabriel García Márquez

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

¿Deseas liberarte del Ruido Mental? Apúntate y recibe gratis el E-Book: 

“5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental”

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

1 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir1
+1