El sabio que llevas dentro

El mayor premio que adquirimos en este maravilloso juego de nuestra vida es la sabiduría. La sabiduría es un hermoso tesoro que se acumula en el alma del hombre; es un cúmulo de emociones adquiridas a través de todas nuestras experiencias.

El alma que cada uno de nosotros tenemos almacena la emoción de cada pensamiento. Tu alma anhela todo aquello que no ha experimentado y, por ello, cuando anhelas un tipo determinado de experiencia en tu vida es porque necesitas información emocional sobre esa experiencia. Por ello, tu alma creará un sentimiento llamado deseo, que cautivará la totalidad de tu ser y te impulsará a esa nueva aventura o experiencia. Un tesoro más que te ayudará a avanzar hacia la sabiduría para que entiendas la totalidad del pensamiento, de tu ser y, por tanto, la totalidad de Dios y la totalidad del Yo.

El hombre ha creado la noción de lo bueno y lo malo; lo perfecto y lo imperfecto; la culpabilidad; el rencor; el remordimiento. Sin embargo, cualquier cosa que hayas hecho en tu vida, nunca ha sido mala, ni tampoco buena. Ha sido una experiencia de la vida que te ha ayudado a llegar a ser quien eres ahora, y eso es, la cosa más preciosa y maravillosa que existe, ya que tu sabiduría es hoy mayor de lo que nunca ha sido.

Piensa que cualquier cosa que hayas hecho, por vil o miserable que haya sido, la hiciste con el fin de crear un aprendizaje para ti mismo. A lo largo de todo ese aprendizaje te has dañado, dolido, entristecido, y te has degradado a ti mismo y, sin embargo, aqui estás ahora, dispuesto a conocer y abrazar la belleza de lo que tú eres.

Cuando, gracias a una experiencia, hayas obtenido el entendimiento y aprendizaje que anhelabas, ya nunca más tendrás que experimentar eso mismo, tus emociones se calmarán y, entonces tu alma perseguirá otro anhelo, serás impulsado a hacer otras cosas, porque lo necesitas, ese es el verdadero juego de la vida.

Aunque la experiencia por la que hayas pasado te haya podido causar dolor, eso significa que ahora ya comprendes la emoción llamada dolor, lo que aumentó tu entendimiento en esta vida.

A veces, después de haber experimentado una aventura determinada en tu vida, cuando los sentimientos derivados de ella se han transformado en sabiduría, puedes considerar que lo habrías podido hacer de otra forma, pero nunca consideres que ha sido un fracaso, ya que el fracaso es una realidad solo para los que creen en ella. ¡Nunca has fracasado en tu vida! ¡Siempre has aprendido!

Si nunca hubieras sido infeliz no podrías saber lo que es la felicidad; si no experimentas la tristeza y la limitación, no sabrías lo que es la alegría y la libertad.

Abraza el ser que eres, ama tus experiencias y descárgate de los lastres que te impiden seguir creciendo para que puedas ver la vida con otros ojos y sientas el poder del saber interior ilimitado que llevas dentro. Cuando lo hayas hecho, podrás mirar a otros sin juzgarles, tendrás compasión por ellos y entenderás que están experimentando esas mismas cosas para su aprendizaje.

Cuando amas lo que eres estás en armonía con el flujo de la vida y reconoces en ti el sabio que llevas dentro.

“El sabio no se sienta para lamentarse, sino que se pone alegremente a su tarea de reparar el daño hecho”. William Shakespeare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puedes comentar con tu cuenta de Facebook

(Sin que tenga que aparecer en tu muro)

GRATIS

Llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

¡Espera!

GRATIS

Antes de irte, llévate la Guía:

"5 Prácticas Creativas Para Liberarte del Ruido Mental"

0 Compartir
Twittear
Compartir
Pin
Compartir